El euro causa furor entre los falsificadores gracias a la tecnología

falsificadores de euros

El euro es una moneda muy tradicional y por tal razón, han sido muchos los intentos de falsificación frustrados por las autoridades y es que se contabilizan al menos unos 5 países en los cuales se han descubierto crímenes de falsificación de esta moneda gracias a la tecnología.

Los falsificadores se aprovechan de la tecnología de hoy día

Tantos han sido los intentos por falsificar esta clase de billetes que han sido desmanteladas hasta páginas de internet, las cuales hacen circular prototipos falsos de estos billetes, adentrándolos así al mercado y en tal sentido, comprometiendo la integridad de muchos ciudadanos.

Dentro de toda la historia de esta clase de prácticas ilícitas se han contabilizado ya unos 12 millones entre billetes y monedas falsas.

¿A qué se debe esto?

Fundamentalmente, al estatus de esta moneda en todo el mundo, pues el euro es una de las monedas más atractivas en lo que a falsificación se refiere, dado que estaríamos hablando de la moneda oficial en al menos unos 19 países, contando con un aproximado de unos 18 millones de billetes y 115 millones de monedas que circulan tanto fuera como adentro de la unión Europea.

Dicha situación ha promovido la práctica de esta clase de estrategias criminales en múltiples mafias de distintos países.

Dentro de esta situación, la tecnología ha permitido la apertura de múltiples canales que, gracias a los avances tecnológicos, han desarrollado la falsificación de billetes de una forma más eficiente, es decir, la tecnología ha sido un factor clave para el desarrollo de los modelos falsos, permitiendo que detalles como la tinta, los hologramas, las marcas de agua y las transparencias sean aspectos que eventualmente represente en menor medida una limitando para la falsificación de esta moneda.

Esto ha despertado los sentidos de las autoridades, promoviendo inclusive campañas en las cuales los ciudadanos típicos podrían descartar la veracidad de estos billetes con tan solo unos pocos pasos, así como también la creación de técnicas que las empresas puedan poner en práctica para determinar si un billete es falso o no.

Billetes que gracias a esta tecnología parecen verdaderos

Desafortunadamente, las bandas criminales tienen esta realidad presente, lo cual les ha resultado de incentivo para abrir otra clase de canales a través de los cuales éstos puedan mantener la falsificación de billetes fuera de las narices de las autoridades europeas.

Las cifras de billetes confiscados son un tanto alentadoras y es que cada año la cifra de estos billetes retenidos puede superar el millón sin mayor problema.

Los números hablan, Italia es el lugar en el cual estos billetes suelen salir a la luz, la gran mayoría en sitios clandestinos organizados para promover esta clase de prácticas criminales.

Por otro lado, los métodos de falsificación también habrían sido descartados por parte de las autoridades encargadas, bloqueando completamente las posibilidades de generar monedas clandestinas en determinados lugares de esos países, disminuyendo cada vez más el perímetro bajo el cual estos billetes se pueden generar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *